16 de setembre 2008

Libertad Condicional: Escribiría. (1)


Septiembre... Se acabó lo que se daba.

Han pasado tantas cosas en estos meses de verano. Pero tan livianas y llevaderas que ahora no sé qué hacer con tanta formalidad, pleitesía y protocolo. Se acerca el otoño. Y hace acto de presencia el ácaro, diviendo por diez mis defensas antihistamínicas.

Agosto... Julio... Incluso Junio... Estaba yo tan pancho en mi relajo de guasa estival, y de golpe y porrazo que si reuniones de padres, que si correo comercial, revisiones del gas, reanudaciones del paro, formalizaciones de matrícula, actualizaciones de windows, informes de envíos, cajeros fuera de servicio, convocatorias, organigramas, evaluaciones, avisos, citaciones, multas, peajes, grúas...

Bicings anulados, bicings vacíos... Mierda de ciudad. (Esto sobretodo lo dice mucho un vecino mío que tiene -bueno, tenía- una tienda de bicicletas de toda la vida al Carrer Diputació. De seguir así habrá que pasarse al ciclostátic, dice. Esta muy pero que muy quemado con el asunto.

San Quinze. De Septiembre. Me he tenido que pellizcar el brazo izquierdo para ver si estaba soñando, como me decía el domingo una amiguita mía -amiga de mi hijo, o sea amiga mía, de verdad vamos, una amiga, hija de una amiga mía de toda la vida y de un buen amigo de hoy, hermana de otro amigo nuestro, hijo de estos amigos míos y gran amigo de mi hijo- digo, que me lo decía mientras le cosían la inicial de su apellido con 12 heroicos puntos justo por debajo de la rodilla. V de Velarde. Ni una làgrima. Pura casta.


Por cierto, antes de que me se olvide. Califica los meses según te convenga. Venga.

JUNIO (JUNY):

JULIO (JULIOL):

AGOSTO (AGOST):


Este post no está acabado porque tengo tantas cosas que hacer en la vida que empieza hoy que de repente me doy una mezcla de pena y asco en Las Vegas. Whay? Porque estoy haciendo una de las cosas que más deseo hacer desde hace meses, pero... siento vergüenza de mi mismo -autovergüenza- por perder esta media hora tan valiosa en la que por ejemplo me hubiera o hubiese podido duchar que falta me hace. Ahora me tendré que ir guarro a buscar a mi hijo al cole-me quedan exactamente 26 minutos y 3,7 kilómetros- luego a ver a mi novia y después a celebrar la primera victoria del Pep en la Champions. Espero. Sucio pero esperanzado. ¿Soy o no soy un marrano, mama? Suerte que ella no pierde el tiempo como yo, escribiendo o leyendo blogs, y siempre lo tiene todo a punto. Ai.

La Libertad Condicional De Si Pudiera Escribir.

CHISTE NO TAN FÁCIL.

- Os quiero, paraguayos. He vuelto.

- ¿Para qué?

- Para quedarme.

4 comentaris:

silente ha dit...

Bienvenido, pues... y bien hallado.
Abrazos para vos y para tu niño valiente, creador de la pólvora en especias.

sin querer te atropello ha dit...

Demasiadas cervezas ya las que te debo. Será cuestión de ir poniéndole la silla al caballo. O en su defecto, al Pony.

no sé ha dit...

Y k me dices d las entregas por fascículos?

Yo estoy aun gozando de unas vacaciones a destiempo

con altos y bajos

y altas

y bajas

pero lo peor está por venir

Igualito igualito k lo mejor

petons

Prisamata ha dit...

Man, solo me falta poner una tienda de campaña al lado del Ikea del Hospitalet...

Nos vemos cuando quieras. Ya verás, lo desesperantes que pueden llegar a ser algunos.